Almíbar

El almíbar se consigue cociendo el azúcar con agua y poco de glucosa o zumo de limón. La propoción es: una cucharada de gucosa, o zumo de limón, por cada medio kilo de azúcar, y un cuarto de litro de agua.


Se pone en un cazo el azúcar, la glucosa o zumo de limón y el agua. Cuando hierve se separa a un lado del fuego para que hierva despacio, se espuma cuidadosamente y se limpian las paredes del cazo con un pincel mojado en agua fria. Cuando el agua se evapora, va tomando consistencia, y según se quiere de espeso, se dejará hervir mas o menos y por tanto, evaporar el agua.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Caramelos: Antiguos y Deliciosos Dulces....

Arroz Con Tomate

Huevitos de Leche